¿Qué bache lo provocó?

¿Qué bache lo provocó?

Ésta es una pregunta frecuente que suelen hacerse los pacientes que vienen a nuestra consulta quiropráctica… «Doctor ¿qué crees que ha provocado esto esta vez? ¿Es la forma en que duermo, o tal vez sea el estrés en el trabajo?». Para ser sincero, sin vigilar con una cámara todos tus movimientos las 24 horas del día, es difícil de decir.

Los baches del camino

Intentar determinar qué actividad específica generó tus subluxaciones es como intentar descubrir qué bache de la carretera hizo que tu coche perdiera la dirección y dejara de ir en línea recta. Todos contribuyen a ello. Y conducir con miedo preocupándote por todas las rocas, grietas en el asfalto y cunetas por las que circule tu coche sólo hará que te estreses más.

En vez de inquietarte por cada situación que pudiera hacer que tu columna vertebral perdiera su alineación, es más saludable que te hagas revisiones y ajustes de forma habitual. El estrés físico, mental y químico es parte de la vida diaria.

El cuidado quiropráctico simplemente te ayuda a superar todos los baches que te encontrarás en el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *