Caldo de Huesos

Cuando escuchas estas palabras, lo primero que piensas es en aquellas comidas tradicionales, que tus familiares solían preparar los Domingos, si aúnCuando escuchas estas palabras, lo primero que piensas es en aquellas comidas tradicionales, que tus parientes solían preparar los Domingos, si aún tienes la suerte de poder disfrutar este plato en familia, no sabes lo afortunado que eres ya que no solo es una comida que se prepara de generación en generación y sus inicios son de hace muchísimos años, sino que también es altamente nutritiva y regenerativa. 

Caldo de hueso

¿Sabías Qué?

La gelatina que se encuentra en los huesos del caldo es un coloide que favorece la digestión. Este caldo reduce el dolor en las articulaciones y la inflamación gracias a los sulfatos de condroitina, glucosamina y otros compuestos extraídos del cartílago cocido. Tiene un efecto antiinflamatorio, gracias a los aminoácidos como la Glicina, prolina y arginina y contiene altas dosis de calcio, magnesio y otros nutrientes que juegan un papel importante en la formación ósea. 

Hoy voy a compartir con vosotros esta receta muy antigua y tradicional, que personalmente bebo casi cada día, porque sus beneficios son innumerables; es bueno para tu sistema inmune, combate las infecciones, resfríos y constipados, es bueno para tu sistema digestivo, piel, huesos, uñas y pelo.  

Esta receta requiere una cocción prolongada a fuego lento por lo que a continuación te enseñaremos 2 formas de cocinarlo: 

  • Si tienes una olla a presión o Instant Pot (Aproximadamente 6 horas).
  • Si lo realizas con una olla normal de cocina (aproximadamente 24 – 48 horas). 

La preparación, realmente es muy corta, por lo que incluso aquellas personas que no tienen mucho tiempo la pueden preparar y si tienes una olla a presión o una Instant Pot podrás hacerla en menos tiempo.

Ingredientes:

vegetales usados en el caldo de hueso
  • 1 Kilo 800 gramos de médula de carne y huesos orgánicos.
  • 900 gramos de huesos carnosos como costillas orgánicas.
  • ½ Taza de vinagre de manzana.
  • 1 litro de agua (o lo que necesites para cubrir los huesos de tu olla).
  • 2 tallos de apio. 
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla, cortada en cuartos. 
  • 2-3 hojas de Laurel.
  • Sal marina. 

Preparación:

Con una olla a presión o Instant Pot (Aproximadamente 6 horas).

  1. Coloque los huesos en un Instant Pot u olla a presión.
  2. Agregue el vinagre de manzana (Este paso es muy importante, ya que el vinagre saca los minerales de los huesos, así podemos aprovecharlo).
  3. Agua, es importante que los huesos queden cubiertos de agua. 
  4. Deje que la mezcla repose durante 1 hora.
  5. Agregue las verduras (Cebolla, apio, zanahoria pelada y laurel).
  6. Deje cocinar por 2:30 horas. 
  7. Si tienes una Instant Pot, presiona “mantener caliente- Keep warm”.
  8. Deje que el caldo se enfríe y cuele, asegúrese de colarlo bien, para que quede solamente el caldo. Para asegurarme que lo he hecho bien, lo hago dos veces primero con un colador grueso y luego uno fino. 
  9. Quite la grasa que quedará arriba con utensilios de cocina. 
  10. Agregue sal marina al gusto y beba el caldo como está o guárdelo en el refrigerador hasta 5 a 7 días o en el congelador hasta 6 meses para usarlo en sopas o guisos.

Con una olla normal de cocina (aproximadamente 24 – 48 horas).

  1. Coloque los huesos en una olla de cocción lenta.
  2. Agregue el vinagre de manzana (Este paso es muy importante, ya que el vinagre saca los minerales de los huesos, así podemos aprovecharlo). 
  3. Agua, es importante que los huesos queden cubiertos de agua. 
  4. Deje que la mezcla repose durante 1 hora. 
  5. Agregue las verduras (Cebolla, apio, zanahoria pelada y laurel).
  6. Lleva a ebullición y retire la espuma que se creará en la parte superior, deséchala. Preste especial atención a esta etapa, ya que una vez que el caldo comienza a hervir, la espuma se enrolla nuevamente en el caldo.
  7. Reduzca a fuego lento, tape y cocine durante 24-48 horas (si no se siente cómodo dejando que la olla hierva a fuego lento durante la noche, apague el fuego y déjelo reposar durante la noche, luego vuelva a encenderlo y continúe hirviéndolo el día siguiente).
  8. Deje que el caldo se enfríe y cuele, asegúrese de colarlo bien, para que quede solamente el caldo. Para asegurarme que lo he hecho bien, lo hago dos veces primero con un colador grueso y luego uno fino.
  9. Quita la grasa que quedará arriba con utensilios de cocina. 
  10. Agregue sal marina al gusto y beba el caldo como está o guárdelo en el refrigerador hasta 5 a 7 días o en el congelador hasta 6 meses para usarlo en sopas o guisos.

Espero que lo disfrutéis y si os animas podéis incluirla en vuestra dieta base. 

Bon appetit!

2 Responses

  1. Hola Brock, me ha encantadora verte en la cocina haciendo el maravilloso caldo de huesos. Es reslmente muy interesante para la salud de nuestro cuerpo, Ya lo conocia però me ha gustado refrescar la memòria culinària. Espero vetos pronto a todo el equips.Un abrazo

    1. Hola Mercè, muchísimas gracias por tus lindas palabras. La verdad es que si que es muy bueno para nuestra salud. Espero que puedas hacer la receta y la disfrutes tanto como nosotros. Muchos cariños! Y nos vemos muy pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *