¿Dónde vives realmente?

¿Dónde vives realmente?

¿Con qué ves normalmente? Si dices con los ojos… estás equivocado. ¿Y qué pasa con oír? Si dices con los oídos… ¡te has vuelto a equivocar! No ves ni oyes con los ojos ni con los oídos. Estos son sólo los órganos finales que captan la luz y las ondas de sonido. Para ver y oír realmente primero tienes que interpretar estas ondas con los nervios y con el cerebro (sistema nervioso).

Vives en tu sistema nervioso

En realidad, vives en tu sistema nervioso. Todo lo que experimentas en la vida lo procesas a través de él… lo que ves, lo que oyes, lo que sientes. Por eso los quiroprácticos se preocupan tanto por mantenerlo sano. Si tu sistema nervioso está estresado, allá va tu capacidad de interpretar el mundo y de navegar con éxito en la vida.
Los ajustes regulares mantienen tu sistema nervioso limpio para que puedas responder a los desafíos de la vida de forma positiva. Si te sientes un poco disperso, o simplemente desconectado del mundo, tal vez sea hora de que le hagas una limpieza general al sistema nervioso. Ajústate y reconéctate con la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *