¡Las dietas no funcionan!

¡Las dietas no funcionan!

“¿Qué piensas de Atkins? ¿O de la dieta South Beach? “

Es una pregunta que me hacen constantemente los pacientes que, o bien han empezado un programa de adelgazamiento o están considerando hacer uno. Pero casi todas las dietas tienen un grave defecto.

Y ese defecto es la parte de la dieta. Cualquiera que sea la dieta que alguien siga, seguramente perderá algo de peso. Cuando alcance su objetivo, se felicitará y pronto regresará a sus hábitos originales en cuanto a la alimentación y el ejercicio. Y pronto volverá allí donde había empezado. Pero desanimado y desilusionado. Esto es tan frecuente, incluso tiene nombre: la dieta “yo-yo”. 

Lo comento porque muchas personas ven la quiropráctica como un tipo de dieta a corto plazo. Vienen religiosamente mientras sienten dolor, pero dejan de hacerlo cuando se sienten mejor.

Más adelante experimentan una recaída. Eso se debe a que los cambios duraderos en la columna vertebral se producen con la continuación del cuidado de seguimiento después de que remitan los síntomas. De hecho, muchos casos requieren algún tipo de cuidado y seguimiento durante el resto de su vida.

Así que, en vez de tratarse de un breve episodio, conseguir que nuestro sistema nervioso esté libre de interferencias y mantenerlo así es una decisión que concierne a nuestro estilo de vida. Por eso cada vez tenemos más pacientes que optan por vernos de forma continuada. Son aquellos que han probado la dieta quiropráctica y han decidido optar por el estilo de vida quiropráctico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *