Más vale Prevenir...

Más vale Prevenir...

Ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar.

Desde el punto de vista económico, nada podría ser más cierto en lo que concierne al cuidado quiropráctico.

Un estudio del año 2005 publicado en la Revista de Terapia Manipulativa y Fisiológica (JMPT, por sus siglas en inglés) descubrió que «cuando había dolor en la zona lumbar y cervical, los beneficios derivados de la quiropráctica daban como resultado un descenso en el porcentaje de cirugías, diagnósticos por imágenes, atención hospitalaria al paciente y rayos-x1».

Esto quiere decir que se realizan menos pruebas innecesarias, menos hospitalizaciones y menos operaciones cuando se hace uso del cuidado quiropráctico. La balanza, por lo tanto, se inclina claramente a nuestro favor.

Sistema Nervioso

Cuando mantienes tu sistema nervioso en buen estado y sin interferencias, dándole la oportunidad a tu cuerpo de curarse solo, acabas ahorrándote un montón de tiempo, dinero y complicaciones. Los quiroprácticos lo saben. Nuestros pacientes lo saben. Sólo estamos esperando a que el resto del mundo se dé cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *