Sanar con una “rueda” de repuesto…

Sanar con una “rueda” de repuesto…

En caso de pinchazo, la rueda temporal que se encuentra en el maletero se supone que está ahí para sacarte de la carretera y acercarte al taller más cercano para hacer la reparación adecuada lo antes posible.

En las instrucciones del vehículo, el fabricante advierte que se debe conducir despacio y con cuidado sobre ella; esos pequeños neumáticos no están diseñados para soportar la carga de una conducción normal. Pero a pesar de dicha advertencia, probablemente habrás visto a algún idiota conducir a toda velocidad por la autopista con una, ignorando los potenciales riesgos.

Arreglar la causa del problema

Algunas personas tratan a su salud de igual modo. Cuando se lesionan o tienen un problema de salud, enmascaran los síntomas con medicación al estilo “rueda de repuesto”, mientras continúan con las actividades que les llevaron a ese punto en primer lugar. Prestan poca atención al riesgo que supone ponerle un parche temporal a su problema con fármacos y pasar de arreglar la CAUSA de su problema. Esto puede meterlos en un lío.

Cuando se trata de ocuparse de problemas de salud agudos o crónicos, lo mejor es arreglar la causa profunda del problema de la forma adecuada, en vez de enmascarar los síntomas mediante medicación.

Ésa es la filosofía esencial del cuidado quiropráctico, que no utiliza medicinas. A corto plazo, los fármacos pueden aportarte una falsa sensación de confort, pero a la larga te estás arriesgando a poder reventar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *