Una vez que vas...

Una vez que vas...

Esto es lo que hace que muchas personas dejen de beneficiarse de la quiropráctica: ¡Temen de algún modo volverse “adictos” a nuestro cuidado!

Aunque muchos pacientes eligen venir de forma habitual cuando se están sintiendo estupendamente bien, no tienen por qué hacerlo.

Quieren hacerlo para…

  • Detectar temprano las subluxaciones
  • Evitar la recaída en el problema original
  • Estar en plena forma y seguir sintiéndose bien

Beneficiarse de la quiropráctica

Estas son decisiones que toman los pacientes, en base a su comprensión de lo que hacemos y de cómo valoran su salud. Supongo que es fundamentalmente una cuestión de prioridades. Cada uno de nosotros elige cuánta atención quiere prestarle a su salud. Y respetamos esa decisión. Sí, claro que te explicamos los beneficios de recibir revisiones habitualmente, pero nuestro trabajo consiste en ofrecerte el mejor cuidado quiropráctico posible y después es totalmente cosa tuya decidir qué cantidad quieres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *