Niños

NIÑOS

La niñez es un tiempo de descubrimientos, diversión y libertad. Exploramos el mundo sin miedo, abrazando la vida con gusto y abandono. Y sin embargo, esa misma intrepidez que hace tan bonita a la niñez es la que somete a un estrés tremendo a cuerpos que están ya sufriendo lo suyo bajo los efectos propios de los picos de desarrollo, especialmente si tenemos en cuenta el impacto de los constantes esfuerzos y caídas.

Durante esos años de niñez, la quiropráctica es el sistema natural de gestión de los cambios que se están produciendo, ajustando esos cuerpos en crecimiento a sus nuevas formas y tamaños y garantizando una vía de comunicación clara entre el cerebro y el cuerpo en estos años cruciales de madurez.

Muchos de los problemas de salud que afectan a los adultos en los últimos años, especialmente en lo que concierne a las regiones de la columna vertebral y lumbar, en realidad tienen su génesis en las lesiones infantiles.

La quiropráctica es para toda la vida.

Si tu hijo está en la etapa neonatal de la vida, en la infancia o en la niñez, el cuidado quiropráctico puede preparar su cuerpo para las oportunidades y los retos que la vida le ofrece.

Algunos de los muchos beneficios que notarás en tu hijo son:

  • mejora de los patrones de sueño
  • mejor comportamiento y actitud
  • mejor funcionamiento del sistema inmune
  • desarrollo y crecimiento saludables
  • mayor capacidad para relajarse
  • recuperación más rápida de una enfermedad existente

Brock McCurdy, director de Quiropráctica Eixample, cree en la importancia del cuidado quiropráctico para niños. Ha sido el primer quiropráctico en presentar en Europa la Serie Mundial de Seminarios de la Asociación Internacional de Quiropráctica Pediátrica, en los que sigue involucrado.

Ven a ver a nuestro equipo hoy para ver cómo podemos ayudar a tus hijos a descubrir su potencial.

Otros clientes