“Primero sácate la bola de encima…”

“Primero sácate la bola de encima…”

Pregunta: Si dejas que se te caiga tu bola favorita de la bolera sobre el pie, ¿qué es lo primero que necesitas hacer para empezar a curarte? Respuesta: ¡Quitarte la bola de encima del pie! Suena simplista, pero es verdad.

Tu pie no puede curarse hasta que te saques primero de encima la presión causante del problema. El mismo principio vale en lo que concierne a tu cuidado quiropráctico.

Una vértebra que ha perdido su alineación normal (subluxación) actúa como si fuera una bola sobre un nervio cualquiera, produciendo compresión, dolor e inflamación.

La curación empieza sólo cuando la presión causante del problema puede eliminarse y mantenerse alejada del nervio mediante una secuencia de ajustes. Pero no esperes alivio instantáneo. Eliminar la presión es simplemente el primer paso de un proceso que lleva su tiempo.

Tu proceso curativo ha empezado

Si no te sientes estupendamente bien inmediatamente después de un ajuste, no te desanimes. Con un sistema nervioso libre de interferencias, los tejidos que han sido dañados pueden sanarse y volverás a sentirte como nuevo.

Confía en que el proceso curativo al menos ha empezado porque te has sacado la bola de encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *